Continuando nuestra jornada por Asturias y antes de abandonar Avilés, fuimos hasta Código: Escape, dónde teníamos que hacer una visita a la casa de Sam, un tipo un tanto peculiar que estaba dispuesto a dejarnos encerrados durante 60 minutos.

En este caso y dada la temática íbamos con un poco de miedillo, pero hemos de reconocer que no tiene solo dosis de tensión, por lo que se puede jugar, incluso nosotros pudimos, jejejejej. La ambientación es correcta ya que en todo momento parece que estas en la casa de este señor, no diremos más, para no desvelar como estaba el hombre. Las pruebas en conjunto eran acordes a la misión, pero si echamos de menos un poco más de conexión entre algunas de ellas, a pesar de lo cual y con un poco de ayuda conseguimos ir resolviéndolas.

Tuvimos una agradable charla con su game master, que mostró unas ganas tremendas por mejorar y continuar evolucionando su sala, algo que nos encantó, pues siempre decimos que las salas deben estar en continua evolución, por lo que es muy de agradecer.


INFO ROOM

Dirección: Calle Gutierrez Herrero, 52, Nave 105, Aviles
E-mail: reservas@codigoescape.com
Tel: 684621015
  2 – 6
Numero de Personas
  48 – 72  €
Precio.
  60 min
Tiempo disponible.

Categories: Reviews

0 ideas en “LA CASA DE SAM — CÓDIGO ESCAPE AVILES”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Reviews

HOSTAL 83 GIRONELLA

Esta historia empieza en la granja Miriam donde cenamos antes de ir al Hostal, donde se cena de lujo con unos anfitriones  inmejorables que te hacen sentir como en casa y que desde aquí mandamos Leer más...

Reviews

CAPITULO 1: LA GRIETA — LAS CELDAS AVILES

Bueno, bueno… decir que teníamos ganas de jugar esta sala es decir poco! La teníamos recomendadisima y era parada obligatoria! Ahora ya sabemos porque nos la recomendaron… y sabéis una cosa? Algo que me gusto Leer más...

Reviews

LOS EXPERIMENTOS DE LA DRA. BLOOM — FIVE MONKEYS MADRID

Llevabamos varias rutas intentando ir y por una cosa u otra nunca podíamos, por fin estábamos allí y por fin íbamos a jugar. Nada que decir de esas game master que no sepáis, majas, atentas Leer más...